Mantener una vida sexual plena y activa depende de muchos factores, primetamente de tener un acompañante para el sexo, y en segunda medida de sentirse sano para mantener relaciones o estimulado llegado el caso, ya que la falta de deseo sexual es uno de los principales problemas que encuentran tanto hombres como mujeres en su intimidad.
Lo que no nos queda claro del todo es si la falta de sexo ya sea por una causa o por la otra, puede tener repercusiones en nuestra vida y en nuestra salud física o mental, por eso un reciente estudio desarrollado por el sitio Salud y Sexualidad 180 puso manos a la obra en la tarea de conocer cuáles posibles síntomas pueden derivar de un paro en la vida sexual de las personas.
Teniendo en cuenta que ha sido probado desde hace tiempo gracias a los expertos de laUniversidad de Wilkes en Pensilvania que el sexo es bueno para nosotros ya que entre múltiples beneficios consigue reforzar nuestro sistema inmunológico volviéndonos fuertes a enfermedades o infecciones, no es difícil pensar que quizás con la falta de sexo pueda ocurrir lo contrario, y nos volvamos más vulnerables en cuestiones de salud.
El sitio mencionado anteriormente ha elaborado una serie de claves que pueden hacernos prestar atención sobre el asunto, llegado el caso en el que estemos descuidando demasiado nuestra vida sexual, para poder hacer algo al respecto y solucionar cualquier tipo de inconveniente que nos impida vivir plenamente el sexo.
El inconsciente muchas veces nos da pautas para darnos cuenta de que la falta de sexo está generando una cierta repercusión en nuestra vida diaria, ya sea que no se tenga pareja o que la pareja que tengamos no tenga tiempo o ganas para tener sexo con nosotros, un factor clave que determina esta abstinencia son las fantasías eróticas diurnas.
Esto se puede combinar con una tendencia a pensar constantemente en cosas sexuales, algo que sucede en muchas mujeres y que las toma por sorpresa ya que hasta el momento no se habían conocido tan mentalmente activas a nivel sexual. Si se piensa mucho en sexo es porque se desea tener un incremento en las actividades sexuales, el cuerpo y la mente solicitan placer, y el cerebro se encarga de enviar esa orden hasta que sea cumplida.
Las personas que tienen una prolongada falta de sexo frecuentemente mantienen un mal humorbastante constante, es decir, se vuelve mucho más irritables y todo puede generarles estrés o alteraciones en el humor, sobre todo al estar en presencia de otras parejas que se demuestran amor o deseo entre si, ya que el sexo es lo que nos ayuda a liberar tensiones, y la falta del mismo no hace más que acumularlas.
Ocurre también entre quienes sienten la falta de sexo, que la atracción sexual se les presenta de una forma poco conocida, generalmente se genera un deseo sobre una persona a la que antes no se le había encontrado nada atractivo, claramente estas iniciativas de erotismo dan pruebas de una rotunda necesidad de sexo.
La abstinencia sexual puede dar lugar a la búsqueda de otras maneras de encontrar placer, una de las mejores formas es generándolo uno mismo, por eso se incrementan las sesiones de masturbación, como una conducta que permite liberar tensiones, explorarse y bajar los niveles de tensión sexual.
El sitio indicó también que una de las cosas que nos ocurren ante la falta de sexo, es la búsqueda permanente de estímulos sexuales que nos remitan cierta excitación, tales como ver pornografía, llegado el caso.DE:educasexo.com