Gerardo Aquino Álvarez
Escrito por: Domingo berigüete (beriguete2030@yahoo.es)
Los experticios forenses no arrojan evidencia de que la muerte del exsenador por El Seibo,  Gerardo Aquino Álvarez, fuera un suicidio.
La autopsia a Aquino Álvarez revela que éste fue muerto de dos disparos en la cabeza, lo que pone en entredicho  que se trató de un suicidio, como informó la Policía ayer.
El vocero de la Policía, teniente coronel Diego Pesqueira, aclaró hoy que esa institución  no ha cerrado las investigaciones de este caso,  y que la información preliminar que ofreció sobre un posible suicidio  fue obtenida a través de testigos.
“La Policía reitera que desde el primer momento está a la espera  del informe del  Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif)”, manifestó Pesqueira.
 El patólogo Sergio Sarita Valdez dijo que nunca ha visto un suicidio con dos disparos en la cabeza.
 Patología pone en entredicho la versión inicial de la Policía, en el sentido de que el exlegislador y dirigente peledeísta sólo tenía un disparo en la cabeza.
Los disparos que provocaron la muerte de Aquino Álvarez fueron hechos con un revólver que supuestamente se  le quedó  por error al exgobernador Bienvenido Mejía.
“Él recibió dos disparos en la cabeza en el lado derecho, específicamente en la parte debajo de la oreja, próximo a la mandíbula”, sostiene el patólogo Valdez quien instó a la Policía a profundizar las investigaciones en casos como ése.
 Añade que el arma fue encontrada de forma horizontal del lado izquierdo de la bragueta del pantalón, lo que invalida más la versión policial.
“Usualmente cuando se dispara con la mano derecha, en el lado derecho, el arma cae del lado derecho”, explicó el experto en ciencias forenses.

Escrito por: Domingo berigüete (beriguete2030@yahoo.es)