El medio informativo de la Sultana del Este, en la TV se Transmite de lunes a viernes de 7 a 8 de la noche, por Xtremo Channel, canales 22,40 de Áster, 71 de Tricom,40 de Claro tv a Nivel Nacional. Twitter :@jstgomorillo Facebook : jstgomorillo@hotmail.com

martes, 13 de marzo de 2012

Condenan a 30 años rasos mataron niñas

0 comments

Homicidas lamentaron en el tribunal que la pena sólo sea de 30 años
Escrito por: Manuel Espinosa Rosario (manuelespinosar@hotmail.com)
COMENDADOR, Elías Piña.   “Nada que decir. Lamentamos que la condena máxima en este país sea sólo de 30 años”. Fueron las únicas palabras  expresadas por los ex rasos del Ejército Emilianito Valdez Ubrí y Nilson Díaz Medina, cuado los jueces  del Tribunal Colegiado les preguntaron si tenían algo que decir sobre la sentencia que acababan de leerles ayer tarde.
Como la pena máxima que estable el Código Penal es de  30 años, en aparente estado de arrepentimiento los  ex militares hallados culpables de descuartizar el 22 de septiembre de 2010 al agricultor Rafael Polanco Tolentino, de 56 años, y a sus hijas Luz María y Lucía Polanco, de 9 y 11 años,  dejaron entrever que merecían muchos años más  por el  triple asesinato.
Los jueces determinaron que los condenados deberán cumplir la sentencia en la cárcel del 15 de Azua.
Los dos soldados mataron a  Polanco Tolentino par robarle el dinero de un maíz que había vendido.
Luego se  llevaron a  Luz María y Lucía a La Meseta, distante a unos 5 kilómetros de donde vivían, y las descuartizaron.
Los jueces del Tribunal Colegiado, doctores Manuel de Jesús de la Rosa, presidente; Rosa Paula Olivero y Alfonsa Berigüete, aceptaron en todas sus partes el pedimento de la representante del Ministerio Público en la audiencia, licenciada Mercedes Díaz, para que los dos ex rasos fueran condenados a 30 años de prisión.
Conscientes del peligro por la ira de la gente, antes de llevar a Emilianito Valdez Ubri y Nilson Díaz Valdez, las autoridades del Palacio de Justicia prácticamente lo acordonaron de policías y militares. Aun así, familiares y amigos de las víctimas pedían a gritos que se los entregaran para lincharlos.
El juicio tuvo que ser reenviado en más de diez ocasiones debido a que el encargado de la cárcel del 15 de Azua donde están presos   Valdez Ubrí y Díaz Medina, decía que “no disponía de vehículos y custodias para trasladarlos” hasta esta ciudad, lo que obligó al juez presidente del Tribunal Colegiado, Manuel de Jesús de  la Rosa, a emitir una orden de conducencia de ese funcionario, para que explicara las razones de la ausencia en audiencia de los acusados de matar a Polanco Tolentino y a sus dos hijas Luz María y Lucia Polanco.
Luego de su apresamiento y de confesar el triple crimen, dijeron que lo hicieron “bajo los efectos del alcohol y poseídos por del Diablo”, pero una vez superada la enajenación, les funcionó la conciencia y ellos mismos, en el despacho del fiscal titular de aquí, dictaminaron sentencia al proclamar: “Queremos que nos condenen a la pena máxima”. La legislación dominicana no contempla pena mayor de 30 años.
Los dos ex rasos se enteraron que el agricultor Rafael Polanco Tolentino había vendido nueve sacos de maíz, entonces planificaron asesinarlo para robarle el dinero recibido por la mercancía. Llegaron a la casa y  con un machete y un punzón lo mataron  y luego lo descuartizaron pero para su sorpresa la víctima  no tenía dinero.
 Las dos niñas vivían con su padre  porque su madre esta en la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este medio de comunicación, ni su director son responsables de los comentarios que hagan los usuarios, por lo que recae a la persona que suba la información..